La presión sobre la seguridad alimentaria es global

Compartir

“Estamos enfrentando los mismos problemas en Chile y La Araucanía. Las temperaturas y los patrones en las precipitaciones están cambiando. Un componente importante de la solución es la Genómica y mejoramiento de plantas”

Bradley Till
Biologo, Ph. D.
Encargado Unidad de Genómica
Centro de Genómica Nutricional Agroacuícola

 

Antes de unirme al CGNA, trabajé para un programa de colaboración entre la FAO de las Naciones Unidas y La Agencia Internacional de Energía Atómica. Mi equipo entrenaba científicos y apoyaba proyectos de mejoramiento genético de plantas en países en vías de desarrollo. Tuve la oportunidad de trabajar con científicos y visitar instalaciones para mejoramiento de plantas en muchos partes del mundo. Esta experiencia fue un desafío. Un problema común que todos experimentaban era el impacto negativo del cambio climático y su efecto en la productividad de los cultivos. Los efectos del cambio climático son complejos; algunas regiones experimentan aumentos en las temperaturas y sequía, otras regiones sufren inundaciones, y cambios en los patrones de precipitaciones y humedad también están causando la diseminación global de enfermedades en zonas que antes estaban libres de estos estreses. En la década pasada un hongo que ataca al trigo se extendió por toda África. Recientemente, una enfermedad que ataca a las bananas se diseminó a muchos países como Mozambique, Pakistán, Jordania y Australia. Las inundaciones afectan países como Bangladesh y las altas temperaturas y la sequía amenazan la producción de alimentos en la India.

 

Estamos enfrentando los mismos problemas en Chile y La Araucanía. Las temperaturas y los patrones en las precipitaciones están cambiando. Un componente importante de la solución es la Genómica y mejoramiento de plantas. Estas herramientas permiten identificar genes que confieren mayor adaptabilidad, los cuales mediante cruzamientos naturales pueden ser combinados para generar una planta superior. Existe una gran expectativa porque las plantas se han adaptado a un rango enorme de climas. No hay mejor lugar para observar este fenómeno que en Chile. Desde el desierto en el Norte a las altas montañas, la costa, y el extremo Sur del continente podemos ver plantas silvestres prosperando. El problema es que cuando el ser humano comenzó a domesticar los cultivos hace 10,000 años, producto de este proceso de domesticación también perdió características que hacen a las plantas silvestres más resilientes. La buena noticia es que la ciencia moderna ha producido tecnologías que nos permiten re-introducir estos atributos de adaptabilidad y al mismo tiempo mejorar características claves en nuestros cultivos como su calidad nutricional. Lo anterior es factible a través de una productividad sustentable y al mismo tiempo minimizando los impactos negativos en el medio ambiente. El objetivo es asegurar el sustento de las futuras generaciones de agricultores y beneficiar a la población con alimentos saludables producidos localmente y de manera sustentable. Es un trabajo complejo, pero muy importante. Estoy feliz de ser parte de un equipo dedicado de científicos quienes están trabajando para alcanzar estos objetivos para La Araucanía.

Compartir

Envíanos tus comentarios acerca de esta publicación


account_circle


mail


call


chat