Colaboración entre centros de Ciencia y Tecnología busca potenciar agroindustria en La Araucanía.

Compartir

CGNA organiza gira técnica en centro agroindustrial de Universidad de Concepción.

En una nueva actividad de vinculación ciencia-empresa que busca abrir espacios para el desarrollo del sector alimentario de La Araucanía, un grupo de productores agrícolas, empresarios, representantes del sector público y académico regional, participó de la gira técnica “Agroindustria en Chile: Casos de éxito y fracaso”, organizada por el Centro de Genómica Nutricional Agroacuícola -CGNA-, en colaboración con el Centro de Desarrollo Tecnológico Agroindustrial (CDTA) de la Universidad de Concepción.

La actividad que incluyó un recorrido por la planta piloto del CDTA y el diálogo en torno a las experiencias de emprendimiento en la Región del Bío-Bío con los especialistas que trabajan en la unidad ubicada en la ciudad de Los Ángeles, fue muy bien valorada por los asistentes, quienes pudieron conocer diversos casos de desarrollo que surgen gracias a la vinculación ciencia-empresa donde el componente central es la agregación de valor a las materias primas agrícolas, para su transformación en alimentos de alta demanda.

Claudia Carrasco, ingeniero agroindustrial Coordinadora de Control y Gestión de CDTA, explicó que el trabajo de ese Centro está en gran medida enfocado en responder a las inquietudes tecnológicas que tienen las empresas y emprendedores para desarrollar alimentos innovadores. “Tras cinco años de arduo trabajo, hoy nos sentimos satisfechos ya que nuestros esfuerzos han logrado contribuir a la creación de nuevos productos y negocios de alto valor, donde se conjugan nuevas tecnologías con materias primas y emprendedores locales, impactado no solo en el Bio-Bio, sino también otras regiones del país”, señaló la coordinadora.

Por otra parte, Claudio Soler, Representante Regional Sur de FIA, al finalizar la actividad señaló que uno de los grandes errores que hemos cometido como país, es que no hemos valorado la posibilidad de impulsar más unidades de desarrollo tecnológico. Soler agrega que, “hoy, hay lugares para hacer investigación, se hace y de buena calidad, pero esa investigación no siempre se traduce en soluciones y es porque nos faltan unidades para desarrollar tecnologías”. El representante de FIA añadió que “esta gira para todos los que hemos asistido, ha sido muy ilustrativa y da cuenta de inversiones que perfectamente los gobiernos regionales pueden realizar y que además hay mucha gente con ganas de hacer cosas, que por diversas razones no están conversando. Es por ello que destaco este tipo de actividades de vinculación y desarrollo de capital social, ya que son fundamentales para generar esa articulación que el país, que el sector productivo y que la investigación necesita”.

Tras finalizar la gira técnica, Esteban Díaz, Presidente de CAMPOCOOP, indicó que es una buena señal que existan estos Centros aunque aun son muy pocos. “La Araucanía  tiene mucho por avanzar, ya que somos la región de Chile con menor desarrollo agroindustrial, y para ello se requiere de voluntades políticas y voluntades del sector de la ciencia e innovación. Es una buena señal la del CGNA que nos convocó, que se atreve a mostrar la ciencia investigación e ideas que se traducen en algo concreto”, señaló el dirigente.

Rosalia Currimil, miembro de la Cooperativa Lolocura de La Araucanía, tras la visita al CDTA recalcó la importancia de aprender de experiencias exitosas de integración de la ciencia con los productores locales, que es la misma línea que seguimos en conjunto al CGNA. Esto nos permitirá la creación de valor a nuestros productos agrícolas a través de la industrialización y agregación de valor gracias a la vinculación con Centros que desean el desarrollo del país..

Finalmente Ernesto Labra, Gerente de Innovación y Desarrollo del CGNA, agregó que lo que hemos visto en el CDTA es un ejemplo concreto de como la integración de las nuevas tecnologías, como la que proveen los Centros de investigación, sumada a los deseos de emprender de los productores locales, se traducen en experiencias de éxito. “La Araucanía posee profundas oportunidades y agricultores innovadores, lo que si se combina con las capacidades y mística del CGNA, podrán generar un cambio sin precedentes en nuestra región. Es solo cosa de creer y apostar conjuntamente por este desafío. Por ello es tremendamente reconfortante que la visita hayan participantes tanto del mundo privado, público y profesionales de los dos casas de estudio más tradicionales de La Araucanía” señaló Labra.

Compartir

Envíanos tus comentarios acerca de esta publicación


account_circle


mail


call


chat