Ciencia y empresa se unen para potenciar el sector agroalimentario de La Araucanía

Compartir

En el encuentro se discutieron los diagnósticos y líneas estratégicas de trabajo, que buscan estimular el sector alimentario en La Araucanía.

Empresarios de la agroindustria, productores agrícolas, científicos y representantes de la sociedad civil se dieron cita en el taller “Diagnóstico y Escenario del Sector Agroalimentario Regional”, una nueva actividad de diálogo ciencia-empresa organizada por el Centro de Genómica Nutricional Agroacuícola -CGNA- y la Cooperativa Trabajo Vivo, en el cual debatieron sobre las posibilidades de La Araucanía de integrarse a los mercados globales de alimentos de alto valor.

En el encuentro se discutieron los diagnósticos y líneas estratégicas de trabajo, que buscan estimular el sector alimentario. La actividad permitió retomar la discusión iniciada durante la elaboración de la Estrategia Regional de Innovación y permitió concluir que pese a que existen múltiples oportunidades en la región, también se presentan una serie de elementos que se encuentran en niveles que requieren una acción urgente. Entre estos, se destacó la necesidad de ajustar la oferta de profesionales y técnicos a las reales demandas de la industria local, así como impulsar una mayor formación en el mundo rural, respetando su cultura. A nivel de asociatividad y encadenamientos productivos, se coincidió en que es imprescindible construir alianzas basadas en la confianza, desafíos compartidos y equidad, señalando además los asistentes que de continuar con procesos articulados solo en base a demandas de corto plazo y coyunturales, estas acciones colaborativas seguirán siendo muy débiles y sin proyección de futuro, imposibilitando acceder a mercados sofisticados que requieren estabilidad, disciplina, trazabilidad y alta calidad en la producción.

Los asistentes también concordaron en la necesidad de continuar con procesos de diálogo, e intentar construir un consejo permanente que facilite la proyección de esta iniciativa. En relación a ello, la Dra. Claudia Gómez experta en economía y académica de la Universidad Católica de Temuco, señaló que el retraso en La Araucanía es producto de la falta de integración y articulación, siendo esta última a su vez, producto de la carencia de confianza entre los diversos actores.

Por su parte, Carlos Sánchez, productor de Pitrufquén, destacó la labor del CGNA y su propuesta de desarrollo enfocada en la agregación de valor de materias primas, “creo que ahí hay una apuesta muy interesante de darle valor a lo que se produce en la región, hay un trabajo en materia de investigación que puede mejorar realmente la productividad de los pequeños productores de La Araucanía“.Desde el punto de vista de los pequeños productores, Guillermo Garstman, agricultor y miembro de la Cooperativa Multiberries Gorbea dedicada a la actividad agroindustrial, indicó que este taller a diferencia de muchas otras iniciativas de diálogo y debate, “ha logrado acercarse realmente a la problemática del sector, como lo constatado durante su larga trayectoria en transferencia tecnológica a pequeños agricultores”. Garstman señaló que la problemática de la pequeña agricultura y de la asociatividad, es algo que requiere de un profundo análisis y toma de decisiones efectivas y en el corto plazo, ya que es fundamental para el progreso de los productores y de la región en su conjunto. Basado en su experiencia agregó, que la capacidad de asociarse es la que posibilita a los pequeños agricultores integrase al procesamiento de materia primas, y que a través de la ciencia y tecnología se logra innovar para llegar a nuevos mercados.

La próxima actividad de este tipo del CGNA será un taller para la construcción de una Hoja de Ruta para el sector alimentario de La Araucanía, la que busca unir ideas y energía para emprender hacia el despegue de La Araucanía y su agricultura familiar campesina.

Haroldo Salvo-Garrido, Director del CGNA, indicó que existe interés en el debate de diversos actores e instituciones regionales, señalando que “no hay duda que la ciencia con pertinencia social puede contribuir a la creación de valor y desarrollo regional”. Además, resaltó la necesidad de tener una mirada a mediano y largo plazo, con efectiva participación, asociatividad y captura de valor donde más se requiere en La Araucanía.

Compartir

Envíanos tus comentarios acerca de esta publicación


account_circle


mail


call


chat